Un grano de arroz

Las señales están ahí, como antorchas en la noche. ¿Las ves?

No te preocupes si no es así. Es normal que ocurra de esta manera. En un mundo en que faroles, farolas, lámparas, flexos, fuegos, bombillas, fluorescentes, flashes, tungstenos, farolillos, focos, halógenos y neones nos deslumbran de día y de noche…

Es normal que algo tan pequeño como un grano de arroz llegue a pasar desapercibido entre todo aquello que nos deslumbra.

Sin embargo, hace poco he aprendido una lección:, si vivimos con la suficiente calma, atención y cuidado como para no dejar pasar ni un solo destello, chispa o fulgor, por leves y mínimos que sean, podemos encontrar algo tan importante el Camino de vuelta a casa. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: