Actrices secundarias

Tal vez fuera posible cruzar la vida saltando de amante en amante cual ardilla sin memoria. Querer en nanofracciones pero con locura. Abrazar otros cuerpos como espejos de tu mismo cuerpo. Darlo todo por una noche, y un todo diferente a la siguiente mañana. Reinventarte cada vez: con Carol, con Marta, con Sara, contigo. Vivir el amor de tus muchas vidas. Abrir tu corazón y darle el PIN a Carol, a Marta, a Sara, pero un PIN distinto a cada cual. Un código exacto y personalizado para ese preciso fragmento de cama. Y decir siempre te quiero y no mentir. Te quiero con mis dedos de ahora, con mi boca de ahora. Aún no sé qué yo seré mañana.

Tal vez fuera posible huir de la rutina, no forzar ni inventar novedades en lo viejo (un coche recién pintado no es otro coche, sino el mismo disfrazado), evitar llamar estreno a otro remake. El mismo nosotros versión extendida, buscar cuadraturas de un círculo hinchado por el miedo, miedo a quién seré si no estás tú a mi lado, miedo o vértigo cobarde. El amor animal no es perenne: busca la fecha en el dorso del sostén.

Tal vez fuera posible. Sólo actrices secundarias para el papel de tu vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: