Inquietud

Inquietud es verte caminar o dormir o mover la boca, o notar que tu boca se aproxima lenta a mía y me vuelvo bizco y consigues sin tocarme arritmias severas, Inquietud es oler tu vientre tumbado e imaginar imperios suaves que giren en torno a tu ombligo y querer dormir ahí, quedarme ahí para siempre y poder plantar ahí mi bandera del color de los recuerdos y congelar ese momento para siempre y no pensar en otra cosa.

Inquietud es recordarte a mi antojo y que se me antoje imaginar tus mejillas rosadas, tu risa, tu sonrisa, tu lengua perfecta, tus uñas, tus corvas, tus curvas, tu cuerpo sentado a mi lado y yo mirándote y tú observando mis ojos a través de los míos, mis labios, mis ganas, y acercarte a mí y decirme al oído te quiero con la misma voz con la que firman los notarios, y que el mundo se derrumbe a nuestro alrededor como si fuéramos los últimos seres humanos el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: